Volver

Umami, sabroso y delicioso: el quinto sabor de la gastronomía

Como si de una alfombra roja se tratara, la gastronomía mundial hace una fuerte apuesta este año por dos tips de moda: el umami o quinto sabor y el marisco.

Aunque en realidad hablar de marisco sea hacerlo inevitablemente de umami ya que, junto al pescado, son los productos que más alta concentración de umami contienen sin cocinar.

umami, sabroso y delicioso: el quinto sabor de la gastronomía

Conocimos el umami en Occidente hace unos diez años cuando la gastronomía empezaba a adquirir la categoría de arte. En realidad, el umami fué descubierto a principios del siglo XX en la Universidad de Tokio por el profesor Kikunae Ikeda quién, estudiando las reacciones de las papilas gustativas, identificó un exceso de salivación relacionado con la cata de determinados alimentos. Entre ellos sobresalían los mariscos, el pescado, ciertas carnes rojas y vegetales como las setas y los espárragos.

La traducción literal del gusto umami sería la suma de sabroso y delicioso, y podría traducirse perfectamente por la onomatopeya “mmmm”. Pinta bien, ¿verdad?

El quinto sabor en la gastronomía

La gastronomía nipona, una de las más solicitadas a domicilio como os contamos en este post, es particularmente deliciosa por el alto contenido de umami en sus preparaciones, que se apoyan sobre el producto fetiche de los japoneses: los frutos del mar. Por eso sus técnicas culinarias han hecho tanta mella en la gastronomía mundial: la combinación de un producto excelente y delicado con una preparación basada en el respeto del mismo es, desde luego, una idea a exportar. Al César, lo que es del César.

El mejor producto del mundo

Ahora bien, ¿sabíais que los japoneses son los mayores compradores de marisco gallego del mundo? Tiene sentido, ¿no? Para ser la mejor gastronomía mundial necesitan el mejor producto que existe. Porque el marisco de las rías atlánticas de España es, literalmente, el mejor marisco del mundo. Cómo hemos dicho antes: al César...

Asique ya estamos en disposición de contabilizar varias verdades incontestables: la tierra gira alrededor del sol, Donald Trump es un hortera y como reconoce el prestigioso diario The Guardian en este artículo, Galicia tiene el mejor marisco.

Todo bien salvo porque esta última afirmación, por muy irrebatible que sea tiene un pequeño “pero”: el producto de las rías gallegas es finito. Por esta razón es posible que el producto que estés pagando a precio de oro en un restaurante o en un supermercado no se corresponda necesariamente con la procedencia que reza en la carta o el expositor. De hecho ,el origen del marisco nos es convenientemente ocultado en no pocas ocasiones por la asociación inconsciente que hacemos de un buen producto de ría con la comunidad atlántica.

Entonces, ¿qué necesito saber sobre el marisco para que no me timen?

La clave fundamental que necesitas para asegurarte de la calidad de lo que compras es conocer al proveedor. Es difícil  que los consumidores finales o los pequeños hosteleros podamos hacer la compra en la lonja y cuando nos acercamos al supermercado, no conocemos al intermediario.

Debemos informarnos sobre el proveedor porque su papel en nuestra alimentación es vital.

El problema suele ser que acceder a la información de la empresa que nos sirve la materia prima no es tarea fácil. Una garantía de calidad y de transparencia es que nos ofrezcan canales de comunicación con información sobre producción, almacenaje, transporte y distribución.

Nos referimos a empresas que permiten conocer las garantías de calidad y procedencia como la especializada  Don Camarón que claramente patrocina este post :) .

Su incursión en el mercado ha sido vertiginosa, precisamente por convertirse en un aval para el cliente final e intermedio. Respaldada por grandes superficies como el supermercado de El Corte Inglés, la empresa ofrece un servicio de absoluta transparencia, facilitando una información minuciosa a través de su web.

Difícilmente podremos encontrar en el mercado una empresa con un catálogo tan amplio de mariscos como el de Don Camarón.

COMPROMISO DE CALIDAD. Este es el pilar básico que han mantenido siempre mediante el control minucioso de todo el proceso de comercialización, desde la obtención del producto hasta su llegada a manos del cliente. De esta manera los clientes pueden tener la seguridad de que fresco, congelado o preparado, el producto es inigualable, inmejorable y, comparativamente, superior a otros semejantes que el mercado les pueda ofrecer.

Exigencia de profesionalidad a sus abastecedores, respeto de los períodos de veda y de toda la normativa medioambiental, y estricto control de la cadena de frío (producción, almacenaje, transporte y distribución) son pilares que aseguran al cliente su COMPROMISO DE CALIDAD.

Comentarios