Volver

Hasta siempre, Paul Bocuse

“La vida puede acabarse en cualquier momento. Así que hay que trabajar como si fuéramos a morir con 100 años y vivir como si la muerte nos esperara mañana”. Él mismo lo dijo, y casi lo consigue. El 20 de enero de 2018, a sus 91 años, despedíamos a Paul Bocuse.

hasta siempre, paul bocuse

Día gris para la gastronomía

La historia de la gastronomía se escribe cada día, pero no siempre tendremos la suerte de vivir acontecimientos que algún día aparecerán en los libros de cocina de todo el mundo. Y, sin duda, el pasado sábado fue uno de esos momentos. Aunque por desgracia fuese uno de sus días más oscuros. 


El 20 de enero, el día se teñía de gris para todos los chefs del mundo. Nos dejaba Paul Bocuse. Probablemente el chef más destacado de todo el siglo XX. Padre de la Nouvelle Cuisine. Responsable principal de volver a posicionar a la gastronomía francesa como un referente a nivel mundial. Los franceses le deben mucho. Pero los amantes de la cocina de todo el mundo también. 

La Nouvelle Cuisine transformó el panorama internacional


Y es que la Nouvelle Cuisine no sólo glorificó la cocina francesa. No. Este fenómeno gastronómico trajo consigo mucho más de lo que cabía imaginar. Paul Bocuse fue el personaje que transformó el panorama gastronómico y convirtió a los chefs de todo el mundo en las figuras artísticas que son consideradas hoy en día. El chef español Martín Berasategui aseguraba que Bocuse fue quién sacó a los cocineros de sus cuatro paredes, quién les hizo ponerse en pie y dignificar el oficio


Puso sus fogones al servicio de la libertad culinaria, alzando los pucheros ante el lema de “prohibido prohibir”. Y es que Bocuse puso sobre la mesa conceptos que hoy parecen sumamente obvios para todos los chefs del mundo, pero que no lo eran tanto en 1950. Paul Bocuse, junto a otras figuras de la gastronomía, fue el artífice de una auténtica revolución gastronómica. 

Foto de la Vanguarida: Paul Bocuse de joven Foto de La Vanguardia: Paul Bocuse de jóven 


Esta revolución, que pasaría a la historia como el nacimiento de la Nouvelle Cuisine, se basó en exaltar y potenciar la creatividad y la imaginación de los chefs. Además, valoraban el respeto por la esencia de los productos buscando mantener siempre su sabor original. Otra de sus grandes características que todavía perdura y tiene gran importancia en la cocina actual, es la combinación y la curiosidad por conocer y mezclar los diferentes sabores de todo el mundo. Y, sin duda, no podemos olvidar otra de las grandes aportaciones de este movimiento liderado por Paul Bocuse: la gran importancia de la presentación de los platos.

 
Bocuse tenía claro el valor de los cinco sentidos, y por este motivo fue uno de los primeros en asegurarse que sus platos conquistasen al público, en primer lugar, por la vista, y después gracias a sus exquisitos sabores. La elegancia siempre fue también uno de los grandes distintivos de este chef. 

Ahora, ha llegado el momento de despedirse. Sin duda, Paul Bocuse se ha ido sin que el mundo de la gastronomía pudiese devolverle todo lo que él le ha regalado. Su legado ya forma parte de nuestra historia. 


Hasta siempre, maestro.

Comentarios