Volver

Catering para empresas: tu solución contra las dietas fracaso

Una de las claves del fracaso al iniciar una dieta es la falta de organización o la mala planificación. Si comes habitualmente fuera de casa, la solución más efectiva es hacerte con un buen servicio de catering para empresas.

catering para empresas: tu solución contra las dietas fracaso

Además de las evidentes ventajas que tiene escoger un catering para empresas a efectos de comodidad y de ahorro de dinero y tiempo, un catering para empresas te permite controlar de manera minuciosa la cantidad y la calidad de los alimentos que ingieres.

La frustración es una constante en las personas que inician una dieta sin pautar o escogen al azar una de las seis mil propuestas de dietas timo que existen en el mercado. Patrocinadas por pseudo científicos sin titular y famosillos de medio pelo (o de pelo entero) la red y las librerías ofrecen un amplio abanico de regímenes milagrosos que, no solo prometen la pérdida de peso expres, sino que consiguen generar un efecto lifting, te endurecen más que a Vin Diesel y te aumentan la talla del sujetador.

El catering para empresas es personalizable por lo que ofrece la mejor garantía para ser rigurosos con nuestro propósito de alimentación saludable para el nuevo año y evitar poner en riesgo nuestra salud, nuestro bolsillo y nuestra ilusión.

Restringir grupos de alimentos básicos como hidratos, proteínas y grasas, tener horarios desordenados para comer y dejarse llevar por la fiebre de la última dieta de la Kardashian es, además de peligroso, contraproducente a efectos metabólicos y de salud nutricional.

Sin ninguna intención de promover o publicitar conductas alimenticias dañinas, si nos parece interesante repasar algunas de las dietas más seguidas del mundo para que te replantees seriamente el camino de tu cuidado personal y nutricional para este año que empieza:

La dieta Dukan: Pierre Dukan (el autor de la joyita) ha sido denunciado por el Colegio de Médicos francés y expulsado del mismo por promover una dieta que daña el hígado y los riñones a medio plazo, produce estreñimiento crónico y predispone a la bulimia. No hay mucho más que añadir.

La dieta paleo: que hace 10.000 años el proto humano siguiera este tipo de alimentación solo quiere decir dos cosas: una (fundamental) es que no tenía la posibilidad de seguir otra. Dos: la evolución del humano racional responde precisamente a haberla abandonado. Por si estos argumentos no fueran suficientes, las investigaciones recientes resaltan que, con el tipo de vida actual -muchísimo más sedentaria-, una dieta tan rica en proteínas y baja en hidratos y almidones fomenta la aparición de patologías cardiacas y diabetes.

La dieta Atkins: Como todas las dietas que restringen de manera drástica el consumo de hidratos, la famosa dieta Atkins aumenta el nivel de cetona en la sangre, lo que conlleva problemas de acidez que el organismo consigue filtrar con un sobreesfuerzo de páncreas, hígado y riñones. Si este sobreesfuerzo se prolonga en el tiempo es frecuente que se produzcan daños severos en los citados órganos, además de la descalcificación de la estructura ósea, incluída la dentición.

Hemos nombrado tres dietas milagro, pero las hay a cientos y a cada cual más absurda: la dieta de la alcachofa, la del plátano, la de las tres semanas… Todas con su correspondiente y exponencial efecto rebote -el día que se te ocurra abandonarla recuperarás el peso inicial y un poco más- y sus riesgos nada desdeñables para tu salud.

Desde Bendita Cocina, y sin que sirva de precedente,vamos a ponernos muy serios:

  1. Jugar con la alimentación es peligroso y produce efectos graves en tu organismo, rendimiento, pensamiento y estado de ánimo.

  2. No existe un plan de adelgazamiento sin actividad física continuada y una dieta pautada y personalizada por un profesional.

  3. Perder peso o seguir una dieta no es ni la única opción ni posiblemente la más recomendable para una gran cantidad de la población. En la mayor parte de las personas que no acusan una enfermedad relacionada con el exceso de peso, el punto clave es el sentido común. Comer bien y de forma ordenada llevando unos hábitos de vida más saludables produce efectos mucho más duraderos y beneficios contrastados tanto física como mentalmente en los individuos.

Después de este post, ¿no crees que poner en manos de profesionales el cuidado de tu alimentación es el mejor propósito para este año?

Contratando el servicio de un catering para empresas te asegurarás de llevar diariamente una alimentación equilibrada sin caer desfallecido en el vending más cercano, llegar a casa con ganas de comerte un mamut o, peor aún, dejarte llevar por una dieta-fracaso.

Iniciar hábitos de alimentación saludables con los compañeros de oficina os facilitará el éxito de vuestro objetivo. La determinación se multiplica cuando todos sois cómplices de un mismo propósito.

¡Este enero la cuesta será hacia abajo con un catering para empresas!

Pídenos un presupuesto cuanto antes y empieza por fin la vida saludable que estás deseando.

¡Este año sí cumplirás objetivos!

Comentarios