Volver

¿Por qué condenamos al kiwi a ser postre todo el rato?

 

El kiwi es una de las frutas poderosas del mercado. Dicen los expertos que es una de las más beneficiosas y a esta gente, que estudió muchísimo, hay que hacerle caso. Además, es un aliado perfecto para la cocina porque se adapta multitud de propuestas gastro.

El uso del kiwi en cocina es múltiple. Es cierto que estamos acostumbrados a consumirla como fruta y fresca y punto pero da muchísimo más juego. Lo sabemos porque somos muy fans del blog “Los kiwis más frescos”, de Kiwi Atlántico, la mayor comercializadora de kiwi de España. En este blog podéis saber todo en relación con esta fruta, ver recetas, curiosidades, etc. Nosotros estamos enganchados.

Normalmente, el kiwi se usa para elaborar postres. Su dulzor, su acidez, hacen que sea perfecto para estos platos. Nuestros chefs a domicilio lo saben. Mermeladas, tartas, galletas, granizados, cócteles, batidos, es ideal para las sobremesas. Aún así, cada vez más, el kiwi se usa en alta cocina para elaborar distintas guarniciones, por ejemplo. Una salsa de kiwi rehogada en mantequilla es perfecta para acompañar con las carnes que, seguramente, es con lo que mejor encaja si el trato que le quieres dar al kiwi es un contexto salado.

Por otro lado, ahora que estamos en verano, el kiwi es una propuesta muy refrescante para acompañar las ensaladas. ¿Has probado a mezclarlo con aguacate? Es una explosión chulísima. ¿Y a mezclar el kiwi con mango para dejarlos caer sobre un plato de fideos? Fantástico.

Y es que eso de que el kiwi sólo puede servir para ser postre no es verdad.

Comentarios